miércoles, 26 de enero de 2011

Vacaciones: Eushy y Maxi - Córdoba 2011


Sin lugar a dudas este viaje marcó un antes y un después en mi vida.
Desde muy chico soñaba con recorrer las rutas Argentinas y por diferentes motivos no lo había hecho.
En el 2011 planeamos este viaje con Euge y sin ninguna experiencia nos lanzamos con una motito de tan solo 97cc y una carpa descartable para dos personas.
La mayor parte del viaje la hicimos a 50km/h y al rayo del sol.
El recorrido fue maravilloso... Toda una aventura desde que cruzamos Avenida Circunvalación.

Recuerdo a Daniel, el administrador de un camping cerca de Villa General Belgrano, advertirnos que era una locura subir por el Camino de las Altas Cumbres con la moto que teníamos, cargada con dos personas mas la carpa y dos bolsos... Sin embargo no nos desanimamos y encaramos el tramo que va desde Falda del Carmen hasta Mina Clavero. Subimos en primera... a no mas de 20km/h y llegamos a la cima. Fue un momento mágico... El recorrido nos tomo 1 día. Pero lo hicimos!!!
Me emociono cada vez que recuerdo este viaje. Cada kilómetro recorrido quedó grabado a fuego en mi alma.

Durante los casi 20 días que estuvimos de vacaciones recorrimos Embalse Río Tercero, Santa Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano, Alta Gracia, Falda del Carmen, Camino de las Altas Cumbres, Mina Clavero, villa Cura Brochero, Taninga, Tanti, el zoológico de Córdoba Capital y volvimos sobre nuestros pasos.

Otro momento mágico fue cuando cruzamos las cumbres por el camino que va desde Taninga a Tanti pasando por Los Gigantes. Fueron aproximadamente 82km de ripio y subidas y bajadas muy pronunciadas... Nos tomó alrededor de 10 horas (desde las 10 hasta las 20hs) recorrerlo... Fue extremadamente agotador y la moto nos hizo asustar en mas de una oportunidad pero vimos paisajes y vivimos momentos maravillosos.

El recorrido total fue de 1342.6 Km y lo hicimos en una moto Guerrero GD 100 modelo 2001 que ya tenía 52500km recorridos cuando la compré.

Comencé diciendo que este viaje marco un antes y un después en mi vida... No me canso de repetirlo cada vez que hablo de él. A partir de este momento comprendí que viajar de esta forma... con lo justo y sin destinos ni fechas establecidas, recorriendo mucho más que circuitos turísticos es algo que quizás nunca podamos dejar de hacer. Nos hizo sentir vivos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario