viernes, 25 de julio de 2014

Vacaciones de Invierno Mendoza 2014


En invierno del 2014 nos fue imposible con Euge resistir la tentación de volver a Mendoza. Este maravilloso viaje es el último de los que hicimos de tipo aventura hasta el día de hoy.
Decidimos alojarnos en Uspallata por ser uno de los puntos poblados más altos y que por experiencia sabíamos que estaríamos cerca de todo.

Una anécdota graciosa es que llegando al río Trapiche en San Luís nos quedamos sin nafta por un error de cálculo por lo que tuve que ir con un bidón a buscar y dejar a Euge cuidando el auto... jajajajaj Creo que nunca mas me va a decir que soy miedoso y que quiero llenar el tanque a cada rato.

En este viaje fue la primera vez que Euge manejó en ruta... Lo hizo en los primeros kilómetros de la ruta 149 que une Mendoza con San Juan. En ese tramo vimos agua congelada al costado del camino y el blanco de la nieve más cerca que nunca.

La primer noche que pasamos en Uspallata fue sin dudas la más fría de nuestras vidas. Habíamos dejado una botella de gaseosa en el asiento trasero del Civic y en la mañana siguiente era solo un gran cubito de hielo envasado... Algo así como un súper Jaimito jajajaj. Por suerte antes de acostarnos habíamos seguido el consejo de la gente del lugar y habíamos cambiamos el líquido refrigerante del auto... Si no hubiese sido un desastre.

Cuando nos despertamos no veíamos la hora de subir a la cordillera... Así que luego de un abundante desayuno y con el mate a bordo emprendimos el viaje. Paramos por primera vez en Puente del Inca a tomar fotos y para nuestra sorpresa no había tanta nieve como habíamos imaginado encontrar. Nos detuvimos infinidad de veces al costado de la ruta para admirar la belleza natural y tomar fotografías... Estar ahí no es algo que sólo se disfrute con los ojos... Es algo que se siente.

Al otro día decidimos cruzar a Chile porque nos dijeron que del lado chileno había nevado mas. Después de hacer todo lo que corresponde en la frontera ingresamos al caracol... La bajada que comienza después del paso Cristo Redentor. Es un camino maravilloso... No tomamos tantas fotos porque prestábamos mucha atención al camino pero es sin dudas una experiencia única e indescriptible... Quedamos maravillados por la adrenalina y las vistas panorámicas.
En chile fuimos hasta Los Andes que es una población muy cercana. No quisimos quedarnos porque el cambio no nos favorecía y todo resultaba muy caro.
Al regreso nos demoró un piquete y casi tuvimos que quedarnos a dormir en Chile... Pero gracias a un Carabinero buena onda pudimos volver y pese a estar el paso internacional cerrado nos permitieron cruzar la Cordillera de Los Andes por la noche. UN ESPECTÁCULO INOLVIDABLE!!

Pasamos prácticamente 15 días recorriendo cada rincón de la zona de alta montaña.

Fue una maravillosa experiencia en donde muchas cosas se combinaron para hacer de este viaje un momento único en nuestras vidas... Incluso, quizás, puede que irrepetible.
Como dice la canción del video son "momentos vividos recuerdos que van a quedar en lo profundo del alma... "

No hay comentarios.:

Publicar un comentario